la mafia se reacomoda

Entrevista a REINHARD HUAMÁN

Publicado: 2007-05-24

La génesis de la ópera prima de Reinhard Huamán se halla en un breve poema que se fue extendiendo, incontenible, hasta exigir su propia autonomía. El resultado: El árbol (tRpode editores, 2007), poema río que ha sido publicado en una muy bien cuidada edición. Entrevista CARLOS M. SOTOMAYOREl árbol es un solo poema largo, lo que se llama poemario. ¿Lo concebiste así desde un inicio?Yo estaba trabajando un libro y dentro de éste apareció la idea de este poema, pero para que lo integre. El poema se fue alargando. Primero pensé hacerlo una sección dentro del libro. Pero siguió creciendo y llegó un momento que, al compararlo con lo demás, eran completamente distintos. Es ahí cuando decidí hacerlo como un libro independiente. El poema evidencia un gran tema: El origen... La idea es captar el origen en su estadio primigenio. Captar el origen cuando parte, aun cuando se vea que el árbol crece y todo. Me interesaba más ese momento de creación, de luz. Y un poco emparentarlo con esa idea mítica del nacimiento. ¿Por qué la figura del árbol? La figura del árbol me interesó mucho porque es un arquetípico mitológico muy fuerte, está presente en todas las culturas de diversa manera. Por ejemplo, en la cultura andina es el nexo entre el mundo de arriba y el mundo de abajo. Para los escandinavos era la visión de la sabiduría, para los celtas igual, era un dios para ellos. Y juegas también con la idea del árbol genealógico. Si bien algunas partes del poema pueden parecer oscuras, lúgubres, hay también una gran dosis de luminosidad y esperanza… Claro, lo que pasa es que juego con esta idea mítica del caos-cosmos, de la vuelta siempre a la oscuridad-luz. Esta lucha constante muy dinámica y propia del pensamiento mítico. Hay un tono medio profético... Tiene un tono bíblico muy tenue, medio asolapado, que te va diciendo las cosas que van a venir. Pero que es al final de cuentas todo origen mitológico tiene la forma de un sueño, del abrir y cerrar los ojos del dios. Obviamente aquí no hay dioses, es simplemente la génesis de la naturaleza. Es prehumano, al menos eso intenté. ¿Quiénes son tus referentes, tus ángeles tutelares, como decía Borges? Leo mucha poesía, pero hay poetas a los que siempre vuelvo. Me gusta mucho los poetas herméticos italianos. Para mí son geniales Montale, Quasimodo, Ungaretti. Me gusta mucho la poesía griega del siglo XX como Odiseo Elytis, Constantino Kavafis. ¿Y poesía peruana? También. Me gusta mucho Varela, Eielson o el mismo Oscar Málaga. ¿Cómo ves la poesía peruana última? Lo que yo estoy viendo en mis coetáneos es que cada uno escribe a su manera, hay mucha diversidad. Lo que es bueno, pero a la vez es malo porque no te permite agruparlos. Ahora con las cosas nuevas que han aparecido, la internet, los blogs, cualquiera puede acceder a muchos referentes que te diversifican más. Libros que antes no llegaban acá ahora los puedes encontrar en internet.*Fotografía de LUIS IPARRAGUIRRE.


Escrito por

Carlos M. Sotomayor

Escritor y periodista. Ha escrito en diarios y revistas como Expreso, Correo, Dedo medio, Buen salvaje. Enseña en ISIL.


Publicado en