no le saca la vuelta a la ley

García: Señor Cioran

RESEÑA | Luis Eduardo García. Señor Cioran (Cea, 2016), 216 pp.

Publicado: 2017-04-08

Escribe CARLOS M. SOTOMAYOR 

La primera referencia suya la encontré en una antología de poesía peruana del siglo XX preparada por el crítico Ricardo González Vigil, a fines de 1999. De los dos poemas incluidos, llamó poderosamente mi atención “En un hotel remoto” –de su libro El exilio y los comunes–. Luis Eduardo García, más allá de su aparición en esta antología, es un poeta que, a través de sus seis poemarios publicados hasta la fecha, ha logrado el merecido reconocimiento de la crítica. Sin embargo, la narrativa no le es esquiva: tiene en su haber dos libros de cuentos.

     La novedad, gratísima, por supuesto, la constituye la aparición, el año pasado, de su primera novela: Señor Cioran (Cea, 2016). El dato adicional es que la publicación obtuvo el premio “Fundación para la Literatura Peruana”. La novela centra la línea argumental en la convulsionada década del 80, cuando el país padecía la barbarie terrorista y el angustiante peso de un futuro incierto. García sitúa la acción en Trujillo, principalmente, y estructura la novela a través de cuatro historias paralelas que se relacionan de alguna manera. Y en la manera como se van intercalando estos cuatro relatos radica, para mí, uno de los mayores aciertos del libro. Uno intenta, en varios pasajes, unir los cabos sueltos que relacionen algunas de esas historias. Poco a poco los indicios que el autor va dejando nos ayudan a entender las revelaciones que al respecto van apareciendo, sobre todo hacia el final del libro.

     Una de las historias es la de Plinio –quizás el personaje más complejo de la novela–, un hombre mayor que muchos años antes había pertenecido al Servicio de Inteligencia Nacional (SIN), durante los años de la violencia política. Un hombre que arrastra un terrible pasado con el que intenta lidiar hasta que aparece una mujer, Dalila, una prostituta que lleva en su propio pasado una infeliz relación sentimental con un miembro del grupo subversivo SR.

     Otra de las historias es la del Poeta, un joven que en la década del 80 entabla relación con otros jóvenes para los que la lucha armada parece ser un ideal a seguir. Y aunque él no llega a comprometerse con la acción revolucionaria se ve envuelto en toda la revuelta de esos años turbios. El amor de una muchacha intentará sacarlo de aquel problema que se irá saliendo de control, como advertirán cuando la lean.

     También está la historia de un joven de apellido García que debe huir exiliado ante la delación de un compañero de la facultad de Derecho acusado de terrorista, pero que se acogió a la colaboración eficaz. Un exilio que lo alejará de su madre y que lo hará perder otras cosas importantes para él.

     Y finalmente, la dilatada historia de amor, con sus idas y vueltas, de un inestable joven con una chica llamada Penélope. Una historia entrañable, sin duda. 

     Señor Cioran nos expone, en resumidas cuentas, las peripecias existenciales de un grupo de jóvenes en unos años complicados, de ideales utópicos y de una realidad sangrienta y aplastante. Apagones, universidades tomadas, atentados. Detenciones, torturas, delaciones, muertes. Un poderoso cóctel que puede ensombrecer la existencia de cualquiera. Un panorama desolador. Y, sin embargo, el amor irrumpirá para iluminar algunas zonas grises.

     Aunque pudiera aparentarlo por el título, la novela no cuenta la vida del filósofo Emil Cioran, aunque puede leerse como un homenaje a él, pues a uno de los personajes se le ocurre utilizar como santo y seña la frase “señor Cioran”. Y si hablamos de homenajes, pues también tendríamos que mencionar al poeta Fernando Pessoa.

     La guerra interna nos ha marcado a todos, de una u otra manera; eso parece intentar decir la novela. Nadie ha salido indemne. Los personajes lo evidencian cuando, varios años después, repasan aquellos momentos. No hay huida posible. Los recuerdos siempre vuelven. Señor Cioran plantea una nueva mirada, a través de la literatura, sobre los años de la violencia, una mirada interesante desplegada en un libro que merece leerse.


Escrito por

Carlos M. Sotomayor

Escritor y periodista. Ha escrito en diarios y revistas como Expreso, Correo, Dedo medio, Buen salvaje. Enseña en ISIL.


Publicado en