Todo comenzó con la paciente actividad de acumular información del crimen organizado del norte para un posible libro de ficción. Sin embargo, la realidad, cruda y sangrienta se impuso. De esta manera, Charlie Becerra escribe el libro El origen de la Hidra. Crimen organizado en el norte del Perú (Aguilar, 2017), que presentó primero en la FIL de Trujillo y ahora, hace unos días, en la Feria del Libro Ricardo Palma, en Miraflores.  

Entrevista CARLOS M. SOTOMAYOR | Foto: CMS

–¿Cómo nace el interés por investigar en las entrañas del crimen organizado en el norte del país?

–A mí siempre me ha gustado la novela policial, la novela negra. Y me di cuenta que en el lugar en el que vivía había muchísimas cosas que se prestaban para ese tipo de narración. Desde hace mucho tiempo se veía eso con la aparición de las organizaciones criminales en el norte. Y llegó un momento que tuve tanta información, con el fin de escribir ficción, que me di cuenta que en toda esa información había criminales que aparecían una vez y luego volvía a aparecer. Luego escribir toda esa información y darle forma me tomó once meses. Mi idea inicial era la de escribir un libro de ficción, no de no ficción.

–La realidad se terminó imponiendo…

–Sí, incluso hay gente que me preguntaba si me había inventado algo. Y no, todas las cosas del libro son reales, los asesinatos, tal cual como han sucedido. Los personajes parecen muy literarios pero son personajes de carne y hueso.

–Uno piensa en la Gran Cruz de Piura y uno podría pensar que viene de alguna obra de ficción, de alguna película de gánsters…

–Piensa en las películas de Liam Neeson. Pedro Zapata Monteza es un Liam Neeson de la vida real. Sólo que a él lo han sacado de la Policía, han intentado matarlo en pleno centro de Piura, a plena luz del día, policías uniformados. Ha sido una cruzada suya cinematográfica. Cómo un hombre solo contra el mundo logra traer abajo a una organización criminal que tenía involucrados a policías, a fiscales e incluso a miembros de la Iglesia Católica, del Sodalicio.

–¿Cómo fue el proceso de investigación en el caso de Pedro Zapata?

–Viajé a Piura. Tuve varias entrevistas con él. Además yo sabía y podía vislumbrar por dónde iba la historia gracias a las noticias que salían. Pero entrevistarme con él, conocer de cerca la historia me ha permitido justamente contar la historia detrás de la noticia. Si bien es cierto la gente sabe que él es el responsable de que la Gran Cruz de Piura haya caído, no saben cómo lo hizo. En el libro narro, por ejemplo, cómo habiendo llevado ante la justicia a 18 de sus miembros, les dieron la libertad. Y se dio cuenta que realmente estaba solo. Y allí comienza a seguir a estos criminales que habían salido bien librados. Consigue incluso infiltrar a prostitutas dentro de estos supuestos sindicatos de construcción civil que no son otra cosa que fachadas del brazo armado de la Gran Cruz de Piura. Así consigue las pruebas.

–Te has sumergido en las entrañas del mal, con los peligros que eso conlleva.

–Me decían “¿no te da miedo?”. Tengo una respuesta respecto al miedo. El miedo es la gran fortaleza de las organizaciones criminales. Gente con miedo colabora y paga. Y cuando uno paga en realidad no se está liberado de nada, al contrario, estás haciendo más grande y fuerte al monstruo. El miedo es una cosa de la que debemos escapar. El miedo es la diferencia entre una víctima y un contrincante.

–Generalmente cuando revisamos libros de no ficción sobre crimen organizado, encontramos el foco en los delincuentes, en los capos de los cárteles de la droga, por ejemplo. Algunos señalan que se ensalza la figura del malo. Tú más bien vas por el otro lado, el de los héroes…

–Exactamente. Qué bueno que hayas captado eso. Estás los perfiles de los criminales, pero si yo dirigía toda la investigación por ese lado, iba a tener el mismo efecto que tienen las noticias, lamentablemente. Hacer más grande al monstruo. Cuento la realidad, pero también del otro lado, para que se vea que hay gente que está dispuesta a arriesgar el pellejo por muchas otras personas que no lo están. Eso me interesa.

charlie becerre en medio de sus presentadores: alonso rabí do carmo y maría josé caro. FOTo: archivo del autor.