La novela Perder el tiempo, publicada en el 2006, marcó su debut literario. Tras un largo silencio, el escritor y realizador visual Ricardo Mendoza nos sorprende gratamente con Una vida tranquila (Borrador editores, 2020), un afiatado conjunto de cuentos que si bien son independientes cada uno de ellos, juntos podrían leerse como una novela. Ambientados en la Lima de los noventa, los relatos nos muestran un puñado de personajes desencantados de la realidad imperante y buscando, cada uno a su manera, su propio lugar en el mundo. (CMS


una vida tranquila (borrador editores, 2020)

Portada: